Impacto sonoro provocado por el aeropuerto José Joaquin de Olmedo, Guayaquil

 

Jueves, 22 de mayo

 

La tarde del miércoles 21 la ingeniera Fernanda ERAZO y el ingeniero Xavier ZAMBRANO (grupo “doble negativo”) presentaron ante el pleno de la Maestría de Ingeniería Sanitaria el estudio correspondiente a la asignatura de evaluación ambiental, titulado: Impacto sonoro provocado por las actividades del aeropuerto internacional José Joaquín de Olmedo.

 

Los objetivos particulares del estudio son: 1) graficar mapa de ruido o huella sonora del  aeropuerto en la actualidad y hace 30 años; 2) determinar las zonas afectadas por índices de ruido mayores a los permitidos según uso de suelo en la actualidad; 3) determinar la población afectada por el ruido proveniente de las actividades del aeropuerto; y 4) indicar posibles medidas de atenuación del ruido.

 

Pueden destacarse las siguientes conclusiones generales del estudio: 1) el problema que causan las actividades del aeropuerto José Joaquín de Olmedo sobre las urbanizaciones aledañas ha existido desde hace muchos años atrás  y es producto principalmente de una mala planificación urbanística; 2) la mayor fuente de ruido proviene de las turbinas de las aeronaves las cuales deberán ser controladas por la DGAC que deberá obligar a las aerolíneas a adquirir aeronaves con mejor tecnología; 3) el Municipio de la Ciudad de Guayaquil deberá mejorar el control en el desarrollo de las nuevas urbanizaciones y del uso de suelos en zonas no compatibles para evitar problemas como los que viven en las ciudadelas La Fae, Atarazana, Albatros. Al igual que el Municipio de Samborondón en cuyo territorio actualmente se esta urbanizando rápidamente y ya existen ciudadelas como Arrayanes, en la UESS, colegio Nuevo Mundo donde los niveles de ruido son del rango de 85 dB; 4) contaminación por ruido es la más frecuente y subestimada, en la actualidad afecta al 70% de la población (dato proporcionado por la Fundación contra el Ruido, Aires contaminantes y tabaquismo FUNCORAT); y 5) el tráfico aéreo de encuentra en tercer lugar de los contaminantes por ruido, siendo el primero el tráfico vehicular y el segundo proviene del sector industrial; y 6) estudio realizado por la FUNCORAT reveló que la zona más ruidosa de la ciudad es la cercana al aeropuerto, en donde se registran de 100 a 120 decibeles diarios. Se indicó que, según las estadísticas, un 12% de los habitantes de las ciudadelas La Atarazana y FAE, al norte de Guayaquil, tienen problemas auditivos como consecuencia de los altos niveles de ruido.

 

El estudio ha sido distinguido por el pleno de alumnos y profesor de evaluación ambiental de la maestría de ingeniería sanitaria con la calificación de sobresaliente.

 

El estudio focaliza una tipología de impactos de mucha importancia en la ciudad de Guayaquil como es la calidad acústica, centrándose en una de las actividades puntuales más relevantes, como es el aeropuerto de la ciudad. Se realiza una comparativa histórica con el momento actual que revela el crecimiento de las urbanizaciones hacia áreas de impacto acústico notorio, cuantificando una población actual de 70.000 personas fuertemente afectadas. El estudio señala que el futuro aeropuerto de Guayaquil, en Daular, se encuentra en sus fases previas, lo que es el momento para incorporar el aprendizaje sobre los problemas de conflictos en manejo del territorio que se sufren con el aeropuerto existente. Se recomienda la publicación del estudio en el ámbito local, nacional e internacional.

 

El documento completo de la presentación se adjunta en archivo (4,0MB): impacto-sonoro-provocado-por-las-actividades-del-aeropuerto

 

 

 

 

Viernes, 16 de mayo

 

Estudio en realización por la ingeniera Fernanda ERAZO MOLINA.

 

El “ruido” puede definirse como un sonido no deseado o un sonido en el lugar y en el momento equivocado. También se puede definir como cualquier sonido que es indeseable porque interfiere la conversación y la audición, es lo bastante intenso para dañar la audición o es molesto de cualquier manera. Esta definición implica que tiene un efecto adverso en seres humanos y su medio ambiente, puede perturbar estructuras y animales domésticos y en general a un sistema ecológico.

 

El aeropuerto José Joaquín de Olmedo que está ubicado en la zona norte de Guayaquil, se encuentra rodeado de algunas ciudadelas y urbanizaciones residenciales que se ven afectadas  por el ruido constante que es provocado por los aviones que transitan en el mismo. Por lo tanto se ha escogido este tema con el fin de dar a conocer un poco mas del impacto sonoro que provoca las actividades diarias de este centro dentro de una zona urbanizada, conocer si existe un control y mediciones de ruido, existe un mapa de ruido de la zona afectada, se han tomado medidas para reducir el ruido en el aeropuerto?. No hay que olvidar que algunos efectos habituales del ruido como el cambio y pérdida de audición, molestias, ruptura del sueño y del descanso, disminución de la calidad del trabajo son factores que no se pueden ni deben pasar por alto ya que disminuyen la calidad de vida de las personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: